Mi último proyecto ha sido la transformación de un reloj. Necesitábamos un reloj para la cocina pero los que nos gustaban se pasaban del presupuesto y los baratos no nos decían nada. Decidimos comprar el más barato de Ikea y mi marido me puso el reto de personalizarlo para que no quedase tan cutre. En honor a Barney Stinson me dije “challenge accepted”. Y así lo hice. Le añadí unas frases de colores de unos papeles de scrabooking que tenía y le pinté todo el borde por la parte interna con pintura “chalk paint” color “mint”. No será el reloj más bonito del mundo pero seguro que es único y totalmente personalizado.

Éste es el antes. Reloj “Rusch” de Ikea por 2’99€

reloj ikea

Y así es como quedó.

reloj

Espero que os guste.

Advertisements