Featured image

Este verano, durante nuestra estancia en nuestra Toscana particular (Murero, un pequeño pueblo de Aragón donde nació mi suegro), decidí recuperar un objeto muy especial para mi. Mi abuelo Gonzalo siempre ha sido una persona muy importante para mi, y uno de entre tantos recuerdos que tengo de él es que le encantaba pasar horas en su biblioteca particular leyendo o escribiendo. Cuando pasaba a verle me encantaba trastear por su biblioteca y siempre jugaba en una pequeña escalera que usaba para alcanzar libros de los estantes altos, y a mi me maravillaba porque se convertía también en taburete.

Mis abuelos ya no están entre nosotros, pero cierto día descubrí que esa pequeña escalera se encontraba en el jardín de casa de mis padres echándose a perder. Al parecer nadie se acordaba de ella excepto yo y decidí que la restauraría.

¡Y al fin lo he hecho! Me tocó lijar las patas de metal que estaban un poco corroídas que más tarde pinté con pintura gris para metal con minio para que no se vuelva a oxidar. Lijé y barnicé los escalones de madera que estaban muy secos y estropeados, saliendo a la luz una madera preciosa. Y tapicé el cojín con una tela muy bonita de ikea que recuerda a las ilustraciones científicas de libros antiguos. Todo esto lo conseguí gracias a mi suegra Vicenta, a la que se le dá genial la restauración de muebles y me iba guiando a cada paso.

Os enseño el antes y el después! espero que os guste el resultado final.

Este es mi pequeño tributo a un hombre muy especial. Te quiero Abu! Tus tripulates te echamos de menos.

SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC

Advertisements