ImagenTras 4 dias de trabajo, ya terminamos de restaurar este mueble. Este armarito era donde yo guardaba mi ropa cuando era pequeña, por lo que es posible que tenga unos 28 años. No estaba en muy mal estado pero ya que es para el cuarto de nuestra nena, que esta por llegar, queriamos darle un toque diferente. Para esto, tras lijarla entera, la pintamos con pintura lacada.

Un consejo: no compreis la pintura más baratera. Nosotros lo hicimos y hemos tenido que darle 3 capas para que se quedase decente y aun así no se ha quedado perfecto. 

Una vez pintado y seco decidimos darle un toque original, porque sino iba a quedar muy soso todo blanco, en la habitación blanca, junto a la cuna blanca…. asi que usando la técnica de “Decoupage” decoramos los frontis de los cajones y parte de las puertas. Para esto solo usé 4 servilletas que tenia en casa que me gustan mucho (de Ikea), cortadas a tiras y un bote de barniz-cola. Es muy facil y la verdad es que ha quedado muy original.

Esperemos que a Elia cuando crezca le guste tanto como a nosotros.

Advertisements